Aquí esta la receta ganadora! Vosotros la habéis elegido. Vais a ver que esta receta es muy sencilla de hacer, yo no soy gran fan del queso en negus que ocasiones, pero en esta, me encanta. Como sabréis hay miles y miles de recetas por ahí, esta es de las mas sencillas que he visto. Lo mejor de todo es que la receta NO requiere horno, así que con una nevera es suficiente.

INGREDIENTES

  • 500 g de Queso tipo »Philadelphia»
  • 400 g de Nata (35% MG)
  • 4 Hojas de gelatinas
  • 90 g de Azúcar
  • 2 cucharadas soperas de Mermelada de frambuesa

Para la base de galletas:

  • 230 g de galletas
  • 70 g de mantequilla

 

Ingredientes.

Ingredientes.

ELABORACIÓN

  • Lo primero que vamos a hacer es poner a remojo las hojas de gelatina, en un bol con agua bien fría. Si la pusiéramos caliente se derretirían y no servirían para nada.
Hojas de gelatina.

Poner a remojo las hojas de gelatina en agua bien fría.

  • En un cazo ponemos, la nata y el azúcar. A fuego lento vamos moviendo para que se funda. Una vez fundido el azúcar, cogemos las hojas de gelatina, las escurrimos y las añadimos a la preparación para disolverlas. Debe de estar caliente, pero no hirviendo para que se disuelva bien. Bajaremos el fuego al mínimo, pero sin apagarlo, queremos que se mantenga algo caliente.

Disolviendo las hojas de gelatina en la nata y el azúcar.

  • Para la base de galletas, vamos a coger una bolsa de congelación que podamos tener por casa. Y con el rodillo las rompemos hasta que se hagan polvo.

Triturar galletas para hacer la base de la tarta.

Galletas en polvo.

  • Recuerden que en el momento de fundir la mantequilla en el microondas, habrá que hacerlo en intervalos de 30s para que no se queme. Mucho cuidado cada vez que vayamos a fundir mantequilla con el microondas. Una vez derretida podemos juntar con el polvo de las galletas. Ponemos la mezcla en el molde del tal manera que cubra toda la base y presionamos bien. Reservar en el congelador mientras que terminamos de hacer el resto de la receta.
Base de la tarta, galletas en polvo y mantequilla.

Galletas en polvo con la mantequilla derretida.

  • Añadimos el queso a la nata, el azúcar y las hojas de gelatina ya derretidas. Con cuidado vamos moviendo para que todo se integre y quede una masa homogénea. Una vez todo mezclado, apartamos del fuego y dejamos enfriar a temperatura ambiente.

Derretir la crema de queso en la nata, con el azúcar y las hojas de gelatina.

  • Sacamos la base de las galletas del congelador y con la mezcla anterior (MUCHO CUIDADO) sin que este caliente, porque de lo contrario, la base de las galletas, se separaría la mantequilla y por lo tanto la masa tocaría la base del molde, etc… UN DESASTRE! Una vez puesta la mezcla en el molde, refrigeramos durante 4 horas. Si vemos que nos quedan grumos en la masa, con una simple espátula podemos allanarlos.

Reposar la crema de queso unas 4 horas en la nevera.

  • El »topping» que viene a ser el elemento que le ponemos arriba a la tarta, lo haremos con la mermelada de frambuesas. Simplemente cogemos las 2 cucharadas en un bol y para que sean mas facil de extender luego por la tarta, le daremos unos varillazos fuerte para que pierde algo de consistencia.
Mermelada de frambuesas.

Mermelada de frambuesas.

  • Extenderemos la mermelada por toda la superficie, intentando que quede todo mas o menos al mismo nivel.

Extender la mermelada por toda la superficie de la tarta.

  • Refrigeraremos durante mas o menos una hora para que la mermelada coja consistencia de nuevo y quede firme. Y ya esta! Tarta hecha! Recomendable cortar en trozos para ir comiéndola poco a poco, por os asegura que si no os la comeríais de una sentada!
Porción de la tarta de queso ya terminada.

Resultado final.

Por mi parte nada mas, espero que os haya gustado la receta.

Ya sabéis, COMPARTID para que se entere todo el mundo de esta magnifica receta!!

Si te ha gustado, SUSCRIBETE AQUÍ ABAJO!! SIGUEME EN MIS REDES SOCIALES!!